Desde ya hace unos años que estamos viviendo un cambio en lo que a la forma de trabajar se refiere, estamos ante el denominado “Nuevo paradigma laboral”, que viene ocasionado por la profunda transformación digital que vive nuestra sociedad y por la convivencia de las distintas generaciones (generación x, millenials,…) ocupando un mismo entorno laboral.

Ya quedan atrás aquellos tiempos en los que el modelo de trabajo piramidal y jerárquico dominaba los espacios de trabajo, en donde se podría distinguir quien era el jefe aislado en su despacho y quien eran los trabajadores en su diferente escala laboral, encerrados entre mamparas para poder trabajar más productivamente sin distracciones.

Este nuevo paradigma laboral ha transformado y sigue transformando el espacio destinado al trabajo, en donde ahora se valora mucho más la estética de la oficina como valor añadido y como motivación, a la vez que el diseño de la misma promueva las relaciones laborales y la colaboración entre los distintos equipos/trabajadores. Está cada vez más claro que el bienestar físico y emocional se traduce en una mejor rendimiento y productividad.

Se trata ahora de romper un poco las barreras visuales y sociales, y generar espacios más amables y con zonas de descanso para poder interrelacionarse, a veces ese descanso es la prolongación de un trabajo que incluso resulta más productivo.

Fuente: Plataforma Arquitectura

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través de los teléfonos 629344186 ó 637435235.

Compartir

Comentarios

Deja tu comentario