COWORKING Europe, Entrevista a Sajid Islam – HubDhaka

Sajid Islam pasó 18 años en los Estados Unidos con la esperanza de comenzar su propia startup al regresar a su país natal, Bangladesh. Después de regresar a Dacca, Sajid encontró allí una falta de infraestructura para dar cabida a los profesionales, y a menudo tenían que confiar en espacios alternativos como cafés, que suponían una distracción para estos. De este modo, influenciado por la escena coworking estadounidense y sus propias necesidades, Sajid fundada HubDhaka y ahora está reconstruyendo el paisaje profesional freelance de Bangladesh.

– Hola Sajid, ¿podrías contarnos un poco más sobre la historia de Hubdhaka?

– Me mudé a los EE.UU. en 1995 desde Dhaka, Bangladesh para completar mi educación superior. En 2013, regresé a Bangladesh con la idea de crear un ecosistema para startups en Dhaka y poner en marcha un programa de tutoría de inicio de empresas. Pronto me di cuenta de que no había alternativas reales a los espacios de oficinas tradicionales. A falta de espacios de coworking, las cafeterías no tenían el entorno adecuado para trabajar en ellas, sumado a una conexión a internet poco fiable debido a la falta de infraestructuras. No tener nuestro propio espacio de trabajo provocaba que las operaciones resultasen difíciles. Esto me hizo pensar, ¿cómo van las startups a crecer y colaborar si no disponen de acceso a la comunidad ni un espacio de trabajo abierto?

– Conseguir un espacio de oficina era caro en términos de renta mensual, depósito de garantía (que suele ser un depósito por adelantado 6 a 12 meses), además de los costes de la reformas de los locales.  Y  a todo esto le sumaríamos los gastos del día a día.

En ese momento, a menudo comparaba mi propio trabajo desde casa para una empresa en San Jose, CA, además de mis experiencias en los espacios de coworking en Washington DC. Conocía el valor y las oportunidades que suponía  un espacio de este tipo a la hora de crear una empresa. Esto me inspiró para llevar a cabo mi próxima aventura creando un espacio de coworking.

– ¿Cómo difiere la escena coworking en Bangladesh  de las comunidades de coworking europeas? ¿Cuáles son las diferentes necesidades y expectativas de sus miembros?

– La escena de coworking en Bangladesh está creciendo. Me parece  que la principal diferencia se encuentra en la conciencia. En Bangladesh, las personas no son conscientes de los beneficios de la conciliación de la vida laboral, ni están acostumbrados a compartir espacio de trabajo o no entienden el valor de la serendipia. A menudo nos preguntan, ¿No me robará otro compañero a mis clientes?

– En tu opinión, ¿es el coworking autosostenible en Bangladesh?,  y ¿cómo podría mejorarse?

– Sí. Es un modelo de negocio sólido y sólo se sontiene por sí mismo si se puede escalar. Si un espacio dispone de 150 metros cuadrados, entonces va a ser muy difícil de sostener y de conseguir un punto de equilibrio. Sin embargo, si el espacio dispone de alrededor de 450 o más metros cuadrados, entonces los números comienzan realmente tener sentido, funciona.

– Creo que esto se cumple en cualquier negocio de coworking con independencia de la región. Ahora, la pregunta sigue siendo: ¿Los propietarios prefieren diseñar su espacio de coworking como un hotel “boutique”, o como los hoteles de las grandes cadenas?.

– ¿Puede el modelo coworking desempeñar un papel importante en la regeneración de las comunidades? ¿Si es así, cómo? ¿Y por qué este modelo innovador de trabajo es importante para nuestra manera de entender el futuro del trabajo?

Sin que nos demos cuenta, con cada día que pasa nos estamos volviendo más y más antisociales. Los avances en la tecnología, así como la adopción de diversas herramientas como Facebook, Quora, Google hangouts, Whatsapp & etc nos ha hecho estar más conectados, pero al mismo tiempo desconectados de las relaciónes humanas reales. Lo que se une a una mayor alienación y a la progresión gradual de la demanda de trabajadores freelance profesionalese  independientes.

– Por ejemplo, ahora cuando necesitamos contratar a alguien, lo hacemos a través de mercados tales como upwork o fiverr. Los trabajadores tienden a trabajar desde su casa pensando que es una decisión más inteligente, económica y eficiente, y no se están dando cuenta de que cada vez están más aislados de sí mismos, de la sociedad y de las relaciones humanas. Esta situación laboral tan comprometida en realidad sí tiene un impacto en la productividad de los trabajadores.

Muchos trabajadores sienten que están perdiendo poco a poco la capacidad de interactuar y establecer relaciones sociales con gente nueva. Mientras sus redes viruales podrían estar creciendo, nuestra red en la vida real se está reduciendo.  El modelo de coworking puede contribuir a un equilibrio entre trabajo y vida más saludable. Estar en un espacio de trabajo abierto les da la oportunidad de colaborar, compartir recursos e ideas, formar asociaciones y equipos que de otro modo no sucederían.

– ¿Has estado en la Conferencia Europa de Coworking antes? Si es así, ¿cuál fue su impresión y que te aportó como gestor de un espacio?

Si, he estado. En primer lugar he adquirido importantes conocimientos, nuevas relaciones y me encontré dentro de una comunidad vibrante. Estamos en un negocio donde le decimos a nuestros clientes que den un paso al frente y dejen de trabajar solos. Comercializamos la importancia y el valor de las conexiones casuales. En la conferencia, me enteré de los desafíos y de las similitudes de funcionamiento de un espacio en Europa, así como algunas de las mejores prácticas y  otros errores que deben evitarse. Estos son los conocimientos que pueden marcar la diferencia entre mantener un espacio y hacerlo crecer.

¿Qué estás presentando en la conferencia de este año?

En la conferencia de este año estaré al cargo de una presentación titulada: Uno +: Trazando los próximos pasos más allá del año 1“. El espacio de coworking en Dhaka, Bangladesh está creciendo y muy pronto vamos a tener 3 espacios. Si bien es una buena noticia, al mismo tiempo, tenemos que centrarnos en mantener el impulso y el objetivo de seguir siendo el mejor espacio en Dhaka. Voy a buscar posibles estrategias de diversificación que estamos explorando para agregar valor al espacio, con el fin de evitar simplemente convertirse en otra solución de espacio de oficina barato.

Fuente: Coworking Europe

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.

Cómo conseguir feedback en tu espacio de coworking

Conocer la opinión de los usuarios es importante para cualquier negocio o servicio y los espacios de coworking no son una excepción. Obtener información directa de los coworkers ayudará a averiguar los problemas en el espacio y a pensar ideas sobre cómo hacer que este sea aún mejor. El análisis de esta información con regularidad es otra herramienta para mejorar tu espacio. Debido a que los espacios crecen, puede ser un poco más difícil tener contacto directo con todos los compañeros del coworking, por lo que es importante implementar procesos que nos permitan hacer un seguimiento, incluso si hay un número considerable de usuarios.
coLABORatinne_post_02
A continuación, vamos a dar algunos ejemplos que pueden ayudarte a saber lo que lus coworkers piensan respecto al funcionamiento en el día a día de su espacio:
  • Contacto directo: Hablar con los coworkers y preguntarles cómo van las cosas es, evidentemente,  el más obvio y directo. Mantener una conversación informal con los coworkers ayudará a averiguar lo que piensan o si hay posibles problemas en el espacio, al mismo tiempo que se construye una relación de confianza con ellos. Un rápido Buenos días, ¿cómo estás?” o “¿Cómo está todo?no te cuesta nada y tiene un impacto positivo en la comunidad.
  • Comida y bebidas: A todos nos pueden apresurar con el trabajo, pero todos (o casi todos nosotros) tenemos que buscar un hueco en la jornada para alimentarnos o para disfrutar de un descanso con un té o café. Organizar desayunos o comidas en grupo es una buena oportunidad para ponerse al día con lo que está sucediendo en el espacio y para crear lazos entre la comunidad.
  • Pizarras, buzones de sugerencias: Hay un montón de métodos básicos para recopilar información de los coworkers: Las pizarras son una gran manera para que estos dejen mensajes de agradecimiento, ideas para el espacio o simplemente hagan garabatos. También otras opciones tradicionales, pero que funcionan de manera rápida y efectiva, pueden ser un libro de visitas o un buzón de sugerencias donde recoger el tipo de experiencia de nuestros compañeros de trabajo o visitantes en el espacio.
  • Herramientas online: Existen varias herramientas que nos permiten interactuar con los compañeros para recibir el famoso feeback. Puede hacerse empleando grupos en aplicaciones como Facebook o Whatsapp, de los cuales podremos obtener una visión de conjunto de las opiniones de los miembros dela comunidad.
  • La imaginación es la clave: Al igual que todos los puntos anteriores, una buena dosis de creatividad es una necesidad para conocer la opinión de los coworkers. Preguntar cómo fue la última reunión de un coworker o animárle a compartir sus proyectos con el resto de compañeros es una buena idea.  Es importante darle uso a la sala de reuniones, pero no solo individualmente,  se pueden organizar exposiciones de ideas o simplemente eventos de “brainstorming” entre  todos los coworkers.

No obstante, la mejor fórmula para la construcción de una comunidad basada en la confianza es el contacto directo con los miembros del espacio. Ser amable, repartir sonrisas de forma gratuita y hacer las preguntas correctas en el momento adecuado, tiene un impacto mucho mayor que cualquier campaña publicitaria.

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.

¿Por qué elegir un coworking para trabajar?

Septiembre es por tradición, un mes de cambios, de novedades, de comenzar nuevos proyectos o de retomar aquellas negociaciones que tanto prometían antes de empezar el verano. Si hay un mes fuerte en el mundo empresarial, este es el septiembre. Por este motivo, te recomendamos que te lo tomes en serio y hagas las cosas cómo se deben hacer. En un espacio de coworking estarás mucho más tranquilo, te concentrarás mucho más rápido y tu productividad crecerá exponencialmente. ¿Aún no estás convencido?, pues te damos 5 razones  de peso por las que el coworking será positivo para tu negocio:

  • Rompe con el aislamiento laboral. Trabajar desde casa supone en muchos casos que dejes de tener contacto diario con personas con similares inquietudes. El coworking te puede proporcionar nuevas fuentes de inspiración para tu negocio que no recibirías en tu espacio de trabajo habitual.
  • La multidisciplina. Trabajar con personas de sectores y backgrounds diferentes puede significar un gran beneficio para el desarrollo de tu proyecto ya que permite la posibilidad de complementarse,  intercambiar conocimiento y contrarrestar los puntos débiles de tu negocio con los puntos fuertes del resto.
  • Networking. Formar parte de una comunidad de profesionales supone una gran ventaja para estar establecer nuevos contactos. Los espacios habilitados para el coworking, así como los eventos organizados dentro de la comunidad, son una oportunidad para darte  a conocer y construir nuevas relaciones.
  • Gastos estables. Trabajar en un mismo espacio junto con otros emprendedores facilita compartir los gastos en tecnología,  instalaciones y equipamientos. Además, con el coworking tus gastos son más estables a lo largo del tiempo.
  • Trabaja en comunidad. Reunirte con otras personas exige flexibilidad, respeto y colaboración por parte de los componentes del grupo, lo que equivale a un importante aprendizaje y crecimiento personal.

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.

El Timeline del Coworking

Esta es una traducción libre del inglés al castellano del estupendo artículo “The History Of Coworking In A Timeline“ que han publicado Carsten Foertsch & Rémy Cagnol en Deskmag | The Coworking Magazine la semana pasada, junto con un “Timeline” interactivo en el que se ubican en el tiempo los hitos mas importantes del movimiento coworking en el mundo.

En las próximas semanas una riada de nuevos coworkers se unirán a los espacios de coworking que existen en todo el mundo. Y entre los meses de septiembre y octubre se abrirán muchos más espacios coworking que en meses previos. Esto plantea una cuestión: ¿Qué ha motivado este auge en el movimiento coworking y cómo se desarrollará de aquí en adelante? Hemos pescado algunos datos en las profundidades de internet, y hemos reconstruído este rompecabezas en una línea de tiempo, y el resultado es una breve historia de coworking. Y como la historia avanza, sólo tienes que decirnos qué otros hitos podemos añadir.

El Coworking no es un término nuevo. Los primeros libros que elogiaron el “poder de coworking”, fueron publicados en 1628. Aunque sólo apreciaron el potencial del coworking de Dios y su representantes… que también revelan varias publicaciones de 1645, 1651, 1653 y 1657. El concepto ha ido variando con el tiempo hasta convertirse en lo que hoy entendemos: una muestra de trabajo independiente, pero juntos. La mayoría de los coworkers trabajan como su propio Dios. Son profesionales independientes que comparten valores. Los hitos más importantes puedes encontrarlos aquí.

1995: Se funda C-base en Berlín, uno de los primeros “hackerspaces” del mundo. Ya en 2002, hicieron las redes WiFi accesibles y promovieron el libre acceso público a internet. Los “hackerspaces” están generalmente orientados a la comunidad, y ofrecen un lugar físico donde la gente puede conocerse y trabajar. Estos espacios pueden considerarse como un modelo previo de los espacios de coworking. Actualmente, el movimiento “hackerspace” también crece en todo el mundo.

1999: DeKoven lanzó el término “coworking” como una manera de identificar una manera de hacer que facilita el trabajo colaborativo y reuniones coordinadas mediante ordenadores. En su opinión, la gente y los negocios estaban demasiado aislados y jerarquizados para poder “trabajar juntos como iguales”. Su método pretende apoyar el trabajo desde una óptica no competitiva, mientras permite a la gente trabajar en sus propios proyectos.

Ese mismo año, 42 West 24 aparece en Nueva York. El espacio fue puesto en marcha por una compañía de software y ofrecía un entorno de trabajo agradable con escritorios flexibles para individuos y equipos, que podrían reservarse con poca antelación. A pesar de la falta de énfasis en el aspecto comunitario, en comparación con muchos otros espacios de coworking, esta iniciativa fue un verdadero. Especialmente después del pinchazo de la burbuja tecnológica de 2001, cuando el sector del software perdió muchos clientes y por tanto, muchos empleados. 42 West 24 se llenó de nuevos miembros y aún hoy sigue fuerte, con alrededor de 50 que ocupan 32 mesas, rodeadas de ocho despachos. La empresa fundadora ocupa todavía una parte del área de trabajo compartida.

 hackerspaces_and_Brian_deKoven

2002: La “madre” de estos espacios decoworking abrió como Schraubenfabrik, que en origen se llamó “community center for entrepreneurs”. Más tarde, fue ampliado por Hutfabrik (Hat Factory, 2004)) y Rochuspark (2007). Los espacios operaban bajo el paraguas de la comunidad Konnex, que se convirtió en la primera red local de espacios de coworking. No existió ninguna relación con la Hat Factory de San Francisco. Cómo en este caso, son muchos los espacios de coworking han dado un soplo de vida nueva antiguas fábricas.

2005: Por iniciativa del programador Brad Neuberg abre sus puertas en San Francisco el 9 de agosto el primer espacio de coworking “oficial” como reacción a los centros de negocios “asociales” y la vida laboral improductiva del que trabaja desde casa. Organizado como una cooperativa sin fines de lucro, el espacio se ubicó en el Spiral Muse, un “hogar de bienestar”. La Asociación ofrecía de cinco a ocho mesas dos días a la semana, wifi gratuito, almuerzos compartidos, descansos para meditación, masajes, paseos en bicicleta y un horario de cierre estricto 17:45. El espacio de coworking original se clausuró después de un año y fue sustituido por Hat Factory en 2006.

El primer “Hub” arrancó en la Ángel Station de Londres. Desde entonces, son más de 40 los espacios de los cinco continentes que se han puesto en marcha mediante una red de franquicias, la que constituye la mayor red de espacios de coworking aún a día de hoy.

En Alemania, St Oberholz abre en 2005 como uno de los primeros cafés en Berlín que ofrece acceso gratuito a internet y permite a la gente a trabajar con sus portátiles como invitados y no cómo “parásitos de la wifi”. El café y sus visitantes se vieron reflejados en un libro llamado “We call it work – Bohemios Digitales o hay vida inteligente más allá del empleo fijo”. Publicado en 2006, el libro, que no trata específicamente de coworking, describe las nuevas formas de trabajo propiciadas por internet y a las gentes que – ahora – a menudo trabajan en espacios de coworking. El libro dio alas al movimiento coworking en el país más grande de Europa. Hoy en día, St Oberholz ofrece un espacio de coworking dedicado justo encima de la primera cafetería.

2006: La “Coworking Wiki” da sus primeros pasos en San Francisco. Uno de sus socios fundadores fue Chris Messina, quien creó el Hashtag de Twitter.

The Hat Factory” abrió como el primer espacio a tiempo completo denominado ” coworking space”. Entre los socios fundadores se encontraban Brad Neuberg, Chris Messina y Tara Hunt. Era uno de los casi 30 espacios de coworking que había en el mundo en ese momento. Hasta 2012, su número casi se ha duplicado cada año.

El mismo año, comenzaron las primeras “Jellies“. Son reuniones ocasionales donde un pequeño grupo de personas se reúnen para colaborar en un ambiente informal. Las “Jellys” ofrecen la oportunidad de intercambiar ideas, sin costos ni compromisos. Al mismo tiempo, permiten construir una comunidad que eventualmente puede conducir al desarrollo de un espacio coworking.

Inspirado por lo expuesto en el libro ”We call it work”, un artista (Manu Kumar) comienza a trabajar en el concepto de un espacio coworking llamado “Business Class Net”. Un espacio de trabajo de tamaño mediano, ubicado en su antigua galería en Kreuzberg, que finalmente abrió sus puertas el Día del Trabajador en 2007. Fue el primer espacio de coworking de Berlín y en el también comenzaron las primeras redes globales de espacios de coworking a través de “fairchaises”.

2007: Por primera vez, el término “coworking” es considerado como tendencia según la base de datos de Google.Fué entonces, cuándo los resultados de búsqueda de la palabra “coworking” aumentaron en un factor de 20 y prevalecieron sobre otros términos de búsqueda. El concepto de coworking pasó a formar parte del discurso de los medios de comunicación en los Estados Unidos. Sin embargo, término estuvo restringido sólo a Estados Unidos hasta 2009/2010.

Fue uno de los primeros espacios coworking “bootstraping”. IndyHall puso en marcha un espacio de coworking en Filadelfia sin apenas recursos, formando la comunidad primero. Unas 30 personas estuvieron dispuestas a adquirir membresías por adelantado.

En agosto, la primera Conferencia sobre nuevas formas de trabajo ”Bohemios digitales”, tuvo lugar en Berlín. El encuentro se denominó “9to5”. Varios de los participantes fundaron más tarde tres de los espacios de coworking de la ciudad.

A finales de año, “Coworking” tiene su propia página en la versión inglesa de la Wikipedia.

2008: Fue durante el South By Southwest (SXSW) de 2008 y 2009, cuándo se llevaron a cabo los primeros encuentros informales sobre coworking. Partiendo de estas reuniones y la primera Conferencia de Coworking en Bruselas en el 2010, Loosecubes decidió organizar la primera Coworking Unconference durante el SXSW del 2011. Un año más tarde, surgió la GCUC (Global Coworking Unconference Conference).

En agosto, nace la Coworking Visa. El programa es un acuerdo voluntario entre muchos espacios coworking para permitir que los miembros los visiten gratuítamente.

Abre Cubes & Crayons, el primer espacio coworking con instalaciones para niños de pocos meses a preescolares.

A finales de 2008, existen unos 160 espacios de coworking en todo el mundo.

2009: Se publica el primer libro sobre coworking. I’m Outta Here! Cómo el coworking está dejando las oficinas obsoletas”un libro sobre gente y lugares que iniciaron la revolución de los espacios de trabajo en Estados Unidos.

En Alemania abrió sus puertas en marzo de 2009 Betahaus, que fué el primer centro denominado “coworking space” de forma oficial. Ningún otro espacio de coworking encontró un lugar en Spiegel, la revista alemana de mayor tirada. Debido al aumento del interés, el término “coworking” se instaló en los medios de comunicación alemanes. Un año más tarde, según Google Trends, Alemania se posición como el primer país de Europa en el empleo del término “coworking”.

First Coworking Europe en Bruselas

2010: El movimiento del coworking celebró el primer “CoworkingDay” para conmemorar la primera jornada de coworking que tuvo lugar hacía ya cinco años.

En Europa, la primera Conferencia de coworking tuvo lugar en el Hub Bruselas, ya desaparecido. La cuarta Coworking Europe tendrá lugar en Barcelona este año. En el momento de la primera Conferencia de coworking, existían 600 espacios de coworking en todo el mundo, y más de la mitad estaban en Estados Unidos.

2011: El año comenzó con la primera JellyWeek europea, que se convirtió en JellyWeek Wordlwide sólo un año más tarde.

La primera “Coworking Unconference” se celebró el 10 de marzo en Austin. Un día antes, NextSpace también anunció el primer fondo de financiación para expandir su red de espacios de coworking.

2011 también fue el año en el que las primeras grandes corporaciones comenzaron a experimentar con sus propios espacios de coworking. Uno de los resultados fue el espacio de coworking “Modul 57”, fundado por uno de las mayores compañías Europeas de Turismo TUI, con sede en Hannover (Alemania). El banco ING, inauguró su primer espacio de coworking, “Network Orange”, en Toronto. Steelcase ya estaba usando algunos espacios coworking como showroom de muebles de oficina de Turnstone. Dos años más tarde, abrirían Workspring, su propia cadena de espacios coworking, especializado en coworking corporativo.

2012: En octubre, son ya más de 2000 los espacios coworking que funcionan en todo el mundo.

Durante el transcurso del año, los usuarios de Twitter envían 93.000 tweets con el hashtag “coworking” (fuente: Topsy). Un aumento del 52%, enorme respecto al año anterior. Teniendo en cuenta el término de búsqueda, con y sin el hashtag, hubo más de 217.000 tweets ((+56%)). Durante la más reciente GCUC, los usuarios de Twitter Coworking Europe y Coworking Spain, estuvieron “piando” sobre coworking con más asiduidad.

2013: A principios del año, más de 100.000 personas trabajaban en espacios de coworking. En julio se abrió en espacio de coworking nº 3000.

Hasta este momento existen nueve redes de espacios de coworking que operan en los 5 continentes, como The Hub y NextSpace en Estados Unidos o Urban Station en América Latina. Desde 2008, NextSpace ha dedicado casi US2.5 millones para la apertura de nuevos espacios de coworking y recientemente se ha hecho cargo de Chicagos Coop.

La historia no ha terminado y el movimiento continúa avanzando. Por esta razón, han creado una línea de tiempo dinámica, que se actualiza continuamente. Si crees que faltan algunos hitos, házselo saber.

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.

Adiós currículum, hola branding

 

Hace años que se rumorea que el currículum está pasado de moda y que existen otras fórmulas mucho mejores de presentarse uno mismo, como son el videocurrículum o hacer gala de alguno de los productos que tú mismo has elaborado. En la era de Internet 2.0 –o 3.0, como afirman algunos–, esto de que todo el mundo ponga en un papel todo su historial profesional ya no tiene mucho sentido. La clave es venderte, como si fueras un producto, y dar a conocer qué tiene de bueno tu marca. Ahora sí, adiós currículum, hola branding.

Todos los que estáis buscando empleo y  ya no sabéis qué hacer para que alguna empresa se fije en vosotros, que os pasáis cada día más de cuatro horas delante del ordenador visitando todas las bolsas de trabajo habidas y por haber, que os tiráis de los pelos cuando veis que las ofertas por las que pujáis se cierran sin recibir llamada, que ya no os queda espacio para poner más velas que recen porque, por fin, os llamen y digan: “el trabajo es tuyo”… Para todos vosotros, os vamos a explicar la mejor forma de presentar tu candidatura para una oferta laboral.

¿El quid de la cuestión? Vender tu marca personal. Imagínate que eres un coche, tienes tu competencia directa y debes vender tus cualidades de la mejor forma para hacerte un hueco y que los compradores se fijen en ti. Pues lo mismo. Ha llegado el momento de demostrar cuáles son tus habilidades, tus puntos fuertes, lo que eres capaz de aportar a la empresa, da motivos para que te escojan a ti y no a otro, insistir hasta qué punto puedes ser una pieza importante y, sobre todo, ser sincero con tus aptitudes.

¿Cómo hacerlo? La respuesta solo tiene una palabra: blog. Internet nos brinda la oportunidad de poder dar a conocer lo que más sabemos hacer y que el público pueda aprovecharse de ello. Crea tu propio espacio, ábrete al mundo, presenta lo que haces, deja que te conozcan y sepan cuáles son tus habilidades y si les interesas para su empresa. Los blogs han revolucionado el branding personal y se han convertido en el mejor aliado para crear tu propia marca. Si no sabes venderte a ti mismo nadie lo hará por ti. Es tu oportunidad de oro: déjate de currículums y enciende el ordenador, porque ha llegado la hora de ser tu propio comercial. ¿Cuál es tu principal habilidad?

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.