4 razones por las que cada oficina será un Coworking en 5 años

A continuación os ofrecemos un interesante artículo de Bill Bennett en Forbes sobre el futuro del coworking y del modelo tradicional de oficinas.

La conversación más alucinante que he experimentado últimamente no se produjo en una sala de juntas o en la oficina corporativa. De hecho, sucedió en un almuerzo de coworking, donde llegué a hablar de la Ley de Asistencia Médica Asequible con un abogado, un comerciante digital, un desarrollador de software, un reclutador de ejecutivos, y unos inversores de capital privado. Escuchar los variados puntos de vista de personas de diferentes industrias fue refrescante. No recuerdo haber participado en una experiencia similar durante mis siete años en el mundo corporativo.

Como inversionista inmobiliario y fundador de Level Office, un espacio compartido que alquila oficinas a las pequeñas empresas, veo los espacios de coworking como una oportunidad para romper el tradicional mercado inmobiliario de oficinas. Más que nunca, las empresas están adoptando una actitud de colaboración global que está eliminando las paredes que las separan. Antes de compartir espacios de oficina, los emprendedores y las startups estaban trabajando en sus hogares o se dirigían a las cafeterías para hacer su trabajo. El alquiler de espacios de oficinas para las pequeñas empresas era normalmente impensable debido al alto costo inicial o a periodos de arrendamiento demasiado largos. Trabajar desde su casa significaba para los emprendedores asislarse de la comunidad empresarial, que proporciona las relaciones de valor que llevan al crecimiento y la oportunidad, y por otro lado los innovadores estaban buscando más que un pequeño cubículo en una oficina corporativa. En Level Office, ofrecemos a nuestros inquilinos ventajas como Internet de alta velocidad y todos los equipos de oficina que puedan necesitar para dirigir su negocio.

Estas son algunas de las razones por las coworking superará el modelo de negocio de espacio de oficina tradicional:

1- La tecnología compartida y el consumo colaborativo.

Uno de mis inquilinos menciona algunos problemas comunes que los emprendedores encontraban antes de unirse a un espacio de coworking. Tenemos que lidiar con un servicio de Internet irregular y las distracciones constantes“, dice Greg Jaros, fundador de Spare to Share. Ahora tenemos una conexión rápida de Internet y una oficina en una gran ubicación, con acceso a un agradable espacio común, todo ello sin compromisos significativos.” Los espacios de coworking son capaces de asumir el impacto de artículos de alto costo, como las líneas de datos de fibra óptica, salas de conferencias, impresoras de gama alta, y cuidados espacios de esparcimiento,  lo que convierte estos “lujos”  en asequibles para las pequeñas empresas. En resumen, los espacios de coworking suponen la igualdad de condiciones entre las pequeñas empresas y las grandes empresas.

Alimentados por el auge de la tecnología, los espacios de coworking han encontrado un nicho de mercado entre las comunidades de startups y emprendedores, ofreciendo un espacio que es más flexible, más eficiente y más productivo que el espacio de oficina tradicional. La creciente industria del espacio compartido representa un cambio cultural, ya que los innovadores pueden ahora acceder a espacios de oficina de una manera asequible que ofrece no sólo los recursos necesarios para levantar un negocio, sino también la oportunidad de colaborar con las personas y las empresas de forma dinámica.

2- La colaboración es clave.

Los espacios de coworking se benefician más que el ocupante; hay múltiples ventajas para cualquier persona que decida participar en un espacio compartido. Los espacios de coworking a menudo ofrecen oportunidades de desarrollo personal y profesional como parte de su dinámica operativo. Como trabajadores de cuello blanco siguen sed de inspiración, habrá un cambio de entornos corporativos tapada con piscinas homogéneos pares hacia los ríos de corriente rápida de las ideas y el talento que ofrecen espacios de coworking.

Las grandes empresas pueden aprender de los espacios de coworking cómo crear un ambiente de trabajo más productivo, y también la forma de manejar la programación y las interacciones que apoyan el desarrollo a largo plazo de sus empleados. Los individuos prosperan cuando trabajan en un entorno de coworking porque se sienten como si perteneciesen a una comunidad, y tienen más control de su trabajo.

3- Alta demanda de espacios frescos, que son más flexibles, más eficientes y más productivos.

La tendencia hacia la vida urbana y la competencia por el mejor talento nunca ha sido tan fuerte. Un espacio de trabajo bien situado, agradable y moderno se convierte en una herramienta para atraer a los empleados potenciales a unirse, y para retener al personal valioso. El modelo de entrega de oficina convencional está enfermo, ya que las empresas son más dinámicas que nunca y que a menudo no pueden esperar seis meses o un año para construir el espacio, y más si quieren  un espacio bien diseñado. “La escala del coworking cambia con nuestro negocio, ya que nos permite modificar la cantidad de espacio que utilizamos y cómo lo utilizamos en tiempo real“, dice el CEO Glenn Lombardi de My Local Beacon. Para muchas nuevas empresas, que tienen un espacio de oficina que crece con la empresa es un verdadero ahorro.

¿El veredicto? Mientras los propietarios inmobiliarios continuan tratando de empujar a los arrendamientos a largo plazo, lo que se lleva es el alquiler corto, están desfasados. El ciclo económico se ha acelerado y la mayoría de las empresas no tienen idea de cuales van a ser sus necesidades de espacio en cinco o diez años. Así como UPS, Fedex, y muchas otras empresas han ayudado a acortar el plazo de ejecución de las cadenas de suministro, los espacios de coworking de hoy están entrenando a un creciente ejército de pequeños negocios donde la flexibilidad en el plan de plazo del arrendamiento y deel espacio es posible. Los alquileresde oficinas tradicionales se volverán más cortos, y más espacios flexible serán construidos de antemano con el fin de reducir los plazos de entrega al cliente.

4- La tecnología de “la nube” está afectando oficinas tradicionales.

Durante años, las oficinas tradicionales han sido lugares de reunión designados, donde los empleados podían reunirse para comunicarse y resolver problemas. El aumento de la tecnología de la nube y la implementación de servicios digitales están forzando a estas oficinas tradicionales a empezar a replantearse sus modelos. En GoodFolk, por ejemplo, utilizan de tres a cinco instalaciones de coworking en todo el mundo en un momento dado y describen el coworking como un modelo ideal para el crecimiento. Su fundador y CEO Matt Neuroth cree que la combinación de servicios en la nube y coworking permite a GoodFolk contrarar a los individuos más adecuados para sus trabajos, independientemente de su ubicación. Vivimos en una época donde los empleados pueden utilizar los sistemas de Internet permitiéndoles estar tan presentes como los trabajadores que están físicamente en una oficina.

A medida que la necesidad de un espacio de oficina tradicional decae lentamente, el multi-funcionamiento de los espacios que actúan como centros creativos para los innovadores y los lugares de trabajo remotos están tomando ventaja. Para los empleados que trabajan de forma remota, las oficinas de coworking son una solución asequible que ofrece un entorno productivo y divertido para trabajar. Con empresas que operan cada vez más en un mundo digital, lo que los buenos empleados necesitan es una conexión a Internet de alta velocidad fiable y un espacio para trabajar, ya sea un escritorio o una oficina privada.

Fuente: Forbes

Si quieres mantenerte informado de todos los cursos, ofertas, noticias, etc,… de Atinne apúntate a nuestra lista de correo haciendo clic aquí

Si tienes cualquier duda o pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros en colabor@atinne.com, también puedes hacerlo a través del teléfono 881899137.